7 de octubre. Era el día de la fiesta de la ciudad. Sin embargo hace mucho que en Rosario no hay lugar para celebraciones. El crecimiento de la violencia, la inseguridad, de la mano de la corrupción, la mentira y la impunidad, se puede ver en los rostros, el ánimo y el miedo de los habitantes de esta ciudad. Para comprobarlo basta prender una radio, abrir un diario o hablar con un desconocido en una cola cualquiera. El tema siempre es el mismo. 

El 7 de octubre fue el último día que según los testimonios que se han escuchado hasta el momento, Franco Casco fue visto con vida, en la Secc. 7a. de la Policía de Rosario. En una Rosario que se dice turística, este joven visitante, pese a estar en las cercanías de uno de los barrios más promocionados en los 'city tour', se encontró en un instante con la peor realidad: la violencia y la muerte.

Tenía 20 años. No portaba armas. Sin que exista motivo o denuncia contra él, fue golpeado y encarcelado, seguramente, puedo imaginar, en un cuarto mugriento, sin derecho ni a un llamado telefónico, sin baño, sin agua y sin comida. 

Hasta el nombre le cambiaron. En sus declaraciones, los integrantes de la policía insistieron en llamarlo con su apellido materno: "Franco Godoy", como si eso los eximiera o atenuara su responsabilidad en la desaparición y muerte de Franco Casco. Y así, una y otra vez reiteraron que no conocían a "Franco Casco", que para ellos el nombre del detenido era "Franco Godoy". Era evidente que buscaban mostrar un purismo en su lenguaje, pero que está lejos de representar un purismo en su desempeño.

Tampoco parece haber respetado los derechos de Franco Casco, la médica policía que afirmó haberlo revisado y haber suscripto un parte sobre su estado de salud, pero sin recordar ni dónde lo revisó, ni cómo lo encontró, ni que fue lo que consignó en el informe. Lo cierto es que hay un informe médico que no se sabe bien quién confeccionó ni quien firmó, en el que se dice que Franco Casco estaba desorientado en tiempo y espacio. 

Frente a tantas inconsistencias y confusiones me voy a permitir dudar de si ese informe en realidad no se refiere a muchos de los que aparecen relacionados con este lamentable hecho de detención, violencia, desaparición y muerte, y con su investigación.

Demasiado fuerte lo sucedido como para que una ciudad quede callada. Demasiadas certezas que se nos quieren hacer ver como dudas. Quizás por eso el Paraná hamacó sus aguas y puso un límite a tanta falsedad e impunidad.

Dejar comentario

Subscribe to Posts | Subscribe to Comments

INSCRIBITE

SUMATE

RED ALAS

Copyright © RED NACIONAL ANTIMAFIA -Red Nacional Anti Mafia- Powered by Blogger - Diseñado por Red Nacional Anti Mafia